Una Monarquía Federal en la Europa de las Regiones

“Necesitamos una nueva visión política y un diálogo renovado. Una visión basada en que el futuro y los intereses de toda la gente que vive en España, radican en un estado multicultural, multilingüe, federal, encajado en una Europa multicultural, multilingüe y federal. Así que insto a ambas partes, a detener la escalada de inmediato. 

El espíritu tiene que ser el reconocimiento de que el futuro de nuestras más de 70 naciones en Europa, el futuro de Cataluña, el futuro de mi propia comunidad flamenca, no radica en una separación brutal de España, no de Bélgica, sino que radica en la cooperación. Cooperación dentro de sus países federales, en una nueva Europa federal. 

Si no queréis mirar hacia afuera, mirad entonces dentro de la misma Europa.”

Este fragmento forma parte de un discurso pronunciado por Guy Verhosfstadt en el Parlamento Europeo.

El Sr. Verhosfstadt es el líder del Grupo ALDE (Alianza de Liberales y Demócratas) de la UE al que pertenecen Ciudadanos y el PdeCat.

“La independencia, no es la única vía para Cataluña”

Carles Puigdemont (PdeCat)

Con base en el proyecto de “La Europa de las Regiones y las Ciudades” Manuel Valls, ex-Presidente  de la República Francesa, llevó a cabo la reforma territorial en Francia reduciendo el número  regiones administrativas de cara a encajarlo en la “nueva” UE.

La desaparición de la identidad nacional y el establecimiento de los regionalismos como nueva fórmula identitaria y de las regiones como entes políticos autónomos no solo es ya un proyecto. Es una realidad que se está desarrollando a espaldas de los ciudadanos europeos, asumida por los políticos que en teoría nos representan. Las nuevas formas de control social, y en especial las perseguidas por el Socialismo internacional, obligan a reducir los núcleos de población para facilitar su manejo. Algo que el mismo Rousseau, autor del “Contrato Social” que sirvió de base para la construcción de la sociedad pos feudal  ya sabía.

La relación entre el proyecto socialista de ONU para el NWO, y esta nueva UE de las Regiones, queda en evidencia tras las declaraciones de Carol Delga, Presidenta de la Región de Occitania (Francia) cuando presentó la unión de Occitania con Pirineos Mediterráneo (Midi-Pirineos – Cataluña):

“Esta alianza va a ser fundada sobre la amistad y la cooperación. Sobre una agenda de desafíos comunes (…) y la lucha contra el cambio climático e implementación de los “ODS” (Objetivos de Desarrollo Sostenible”.

Tal vez ahora, comencemos a comprender el porqué del silencio de Europa frente al independentismo catalán. La razón no es otra que la de que forma parte del plan de deconstrucción nacional. Porque…no hay marcha atrás. Las élites globalistas junto a la clase política, han iniciado el proceso y España, nos guste o no, está abocada a una “segunda transición”.

Solo cabe esperar la respuesta de la Monarquía a éste desafío. Pero tal y como se desarrollan los acontecimientos, no sería de extrañar que ante la disyuntiva de una Monarquía Federal como la que ya se dio en España desde los Reyes Católicos hasta la llegada de Felipe V al trono, o una República federal, D. Felipe VI opte por la primera. 

El siguiente fragmento, corresponde al discurso de D. Felipe VI en la Navidad de 2017

“Porque la historia de España que juntos hemos construido, es la historia de un gran triunfo de todos los españoles. Una España a la que no debemos renunciar, que debe ilusionar y motivarnos, y que debemos seguir construyendo, mejorándola, actualizándola sobre la base sólida de nuestros principios democráticos, y valores cívicos de respeto y de diálogo que fundamentan nuestra convivencia. Y debemos seguir construyendo nuestro país, porque la historia no se detiene, y no hemos llegado hasta aquí, para temer al futuro, sino para crearlo.

Estoy seguro de que nadie desea una España paralizada o conformista, sino moderna y atractiva, que ilusione. Una España serena, pero en movimiento y dispuesta a evolucionar y adaptarse a los nuevos tiempos.”

Mediten sobre sus palabras, y pregúntense si la decisión por parte de la Corona, no está tomada.